fbpx
600714987 lorena@skumeta.com

Seamos realistas, los errores se cometen cada segundo y, gracias a ellos, aprendemos. Aún así, hay errores que pueden tener consecuencias desastrosas para nuestra marca. Hoy os traigo 6 prácticas en Twitter que hay que evitar a toda costa si queremos tener una presencia óptima en la red de los 140 caracteres:

1. Empezar un tweet con una mención

Cuando queramos responder a un usuario o iniciar una conversación con alguien, será correcto empezar el tweet con su @nombredeusuario. En ese escenario, sólo visualizarán el tweet en su cronología los usuarios que sigan tanto al emisor del tweet como al usuario mencionado. De esta manera, Twitter se encarga de no sobrecargar las cronologías de los usuarios con conversaciones privadas.

Si por el contrario, queremos que todos nuestros seguidores puedan ver nuestro contenido en sus timelines, deberemos obviar empezar el tweet con un nombre de usuario, ya que Twitter lo considerará mención.

Para evitar esta situación,  podemos añadir un punto justo delante de @usuario y el tweet podrá ser visualizado por todos nuestros seguidores en sus respectivas cronologías. Un ejemplo práctico sería este tweet que escribí para @bcncultura:

2. Mensajes directos automáticos

“Gracias por seguirme. Descárgate mi ebook”, “Visita mi web” o “Añádeme en Facebook”. ¿Con cuántos mensajes directos de este tipo os encontráis al día? Evita programar mensajes directos de manera automática cada vez que alguien te sigue. Los usuarios quieren entablar conversaciones con personas reales, no con buzones de voz. Además, obtendrás mayor éxito y fidelización si personalizas el mensaje para cada caso. Léete la biografía del usuario, analiza el contenido que publica, investiga a qué usuarios sigue… en definitiva, haz un esquema rápido sobre quién es, sus intereses y sus motivaciones en Twitter. Con toda esta información, ya puedes escribir un DM personal que seguro que será mucho más apreciado y valorado que uno automático.

3. Sobre Uso de hashtags

Los hashtags, etiquetas para destacar la temática de un tweet, son una de las funcionalidades más importantes de esta red social. Su sobre uso, por el lado contrario, puede tener un efecto negativo. Incoporar más de 4 hashtags en un tweet puede hacer perder todo el sentido y atractivo de nuestro contenido, desubicando al lector y perdiendo interacciones. Para que el tweet sea óptimo, escoge un titular con gancho e incorpora 1 o 2 hashtags descriptivos más el enlace donde se puede ampliar la información y/o imagen. Aquellos tweets con 1 o 2 hashtags tienen un 21% más de interacciones que aquellos con 3 hashtags o más.

4. Utilizar trending topics sin ton ni son

Los trending topics, temas más populares del momento, generan un gran volumen de contenido y de tráfico. Muchas empresas se unen al carro de los TT para aparecer en los resultados de búsqueda de Twitter y así aumentar su exposición en la red. Mi pregunta es clara: ¿de verdad quieres unirte a una conversación que se encuentra totalmente fuera de tu área profesional? ¿Qué beneficios podría reportarte? Si bien aumentarás tu visibilidad,  lo harás entre usuarios que no son tu público potencial y tus seguidores podrían percibir esta práctica como intrusismo; generando una disminución en tu reputación online. Los daños son superiores a los beneficios. Utiliza los TT cuando estén relacionados con tu producto o servicio y, siempre, de una manera creativa y aportando valor a tus seguidores.

5. Egocentrismo: hablar de ti y sólo de ti

Las redes sociales han cambiado la forma con la que nos relacionamos y, de igual manera, han modificado los roles de empresa-consumidor. Atrás queda la comunicación unidireccional donde la empresa bombardeaba con su producto o servicio y el usuario era un mero espectador. El juego ha cambiado y ahora el usuario tiene más poder que nunca. El monólogo empresarial se ha convertido en una conversación de doble dirección. El usuario quiere contenido valioso y útil. Si no lo consigue, con tan sólo un click, deja de seguirte. Por esta razón, evita hablar sólo de ti y de tu producto. Genera contenido atractivo alrededor de tu marca y fuera de ella. Escucha a tus usuarios, analízalos y plantea un plan de acción para atraer su atención. El egocentrismo no es bien recibido por parte de los usuarios.

6. Follow por follow

Hacer un seguimiento masivo de usuarios con el fin de que te sigan, es erróneo. Si además, sumamos un “unfollow” masivo al cabo de unos días para aquellos usuarios que no te han seguido, es una práctica que puede tener consecuencias desastrosas. Seguir a un usuario significa que, o bien su persona o sus contenidos, son atractivos y quieres recibir sus actualizaciones en tu cronología. Sin importar si ellos te siguen o no. Cualquier objetivo que se aleje a esta premisa debe ser estudiado meticulosamente. En este caso práctico, la marca Volvo dejó de seguirme al cabo de tres días porque no le devolví el ‘follow’. Yo, cliente potencial porque me estoy sacando actualmente el carnet de conducir, evitaré esta marca a la hora de escoger coche. Su mala gestión en Twitter le puede costar ventas.

Hasta aquí las 6 prácticas que debes evitar en Twitter. ¿Destacarías alguna más? ¡Déjame un comentario y empecemos el debate!


Emisión en periscope sobre estas 6 malas prácticas en Twitter. Recuerda que puedes encontrarme en la app de livestreaming como @skumeta. ¡Te espero!


Información Básica sobre Protección de Datos:

Responsable » Lorena Yera Román Finalidad » Moderar y responder comentarios de usuarios. Legitimación »  consentimiento. Destinatarios » tus datos los guardará Disqus, mi sistema de comentarios, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy. Derechos » Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@skumeta.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Información adicional: En la Política de Privacidad de skumeta.com encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal por parte de skumeta.com , incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad y otros temas…